La elaboración de cerveza , es uno de los procesos bioquímicos decubiertos por la humanidad, hace más de 10.000 años y está ligada a las costumbres de las más antiguas y dispersas civilizaciones, tales como: Sumeria, Egipto, Babilona, dinastías Chinas, Incas. Siempre a través de la maceración de sus cereales: maíz y mandioca en América, sorgo en África,arroz en India, mijo en China y cebada en Europa.

Hoy en día es difícil encontrar cerveza de calidad; los procesos industriales han hecho que el negocio y las grandes producciones, primen sobre la calidad.

Para hacer buena cerveza, primero hay que amarla y respetar su proceso natural. Esa es nuestra filosofía, y así la elaboramos,sacando lo mejor de los ingredientes por medio de un proceso tecnológico adecuado, y sin aporte de ningún tipo de aditivos.Los ingredientes empleados son de primera calidad.

Utilizamos un tipo de levadura según la cerveza que queremos elaborar, y tenemos en cuenta las propiedades esenciales y las características peculiares de la misma para poder obtener la cerveza deseada. Siendo dichas cepas de levadura muy reconocidas en toda Europa, y con una vitalidad envidiable.

El 95% de la cerveza es agua. Además de por su influencia directa, es obvia su importancia por su repercusión en diversas reacciones químicas y bioquímas que se darán durante el transcurso de la elaboración de la cerveza. La cerveza que fabricamos, parte de un agua de buena calidad, la de Madrid, poco dura y con los minerales necesarios.

El 100 % de la carga es de malta de cebada, se trata de una malta mucha calidad, y que no contiene Organismos Modificados Genéticamente, según la directiva Europea 2001/18/EC, lo que significa que la malta es LIBRE DE OMG-s.

El lúpulo nos ayuda a controlar la consistencia del producto, dándole el aroma y amargor deseado; pero éstos, cambian cada año , como las uvas en cada cosecha, de manera que la capacidad del lúpulo de aportar amargor puede variar algo.

El último ingrediente, y no por ello menos importante, es el gran deseo de obtener un producto de calidad, estar de buen humor y pensar que harás feliz a mucha gente. Porque, al fin y al cabo, pensamos en ti al elaborar la cerveza Calvin’s Beer.

Todo lo que quieras añadirle de más, convertirá el producto en algo industrial, algo que en nuestra fábrica, nunca ocurrirá, jamás.

Las recetas que fabricamos, son el fruto de muchas pruebas, de meses de trabajo, hasta conseguir una cerveza artesana de verdad, de mucha calidad y natural 100 %. Llevamos a cabo un seguimiento del proceso de elaboración, para poder detectar posibles cambios en el proceso, y garantizar un producto conforme a las especificaciones, sabiendo en todo momento cómo se va desarrollando nuestro producto. El trabajo minucioso y supervisado es el mejor aliado de un buen resultado.

Auténticas cervezas de Baja y Alta fermantación, que disfrutarás desde el primer momento, tanto en el primer olor y color, como en el primer trago. A partir de ese momento, no querrás más la cerveza industrial. La cerveza contiene alcohol, y debe ser consumida con moderación, y a poder ser, acompañada de comida. Nosotros hemos elegido un tipo de cerveza de baja graduación, que te permitirá consumirla, habitualmente.